Agregar Noticias...
Belleza eterna: Cómo lucir bella a cualquier edad
Autor:
0
El cuidado de la piel es importante en tus 20 y 30 años. La piel cambia a medida que pasan los años, y el régimen de cuidado de la piel también debería de cambiar. Estos son mis consejos favoritos para ayudarte a lucir bella a cualquier edad.

Seamos honestos: envejecer es inevitable. No importa cuánto tratemos de convencernos de lo contrario, el reloj continúa avanzando y nuestra piel va a envejecer. Pero esto no es necesariamente algo malo, y puedes practicar hábitos para el cuidado de la piel saludable que te mantengan luciendo joven sin importar tu edad.

Todos sabemos que nuestra piel cambia a medida que envejecemos, pero ¿qué es lo que ocurre exactamente? La piel es un órgano extraordinario; tiene la habilidad de regenerarse por sí solo, lo que es maravilloso. Las células nuevas están en constante formación, pero a medida que envejecemos, se regeneran a un paso más lento. Debido a esto, puede que notes que la textura de la piel cambia con cada década. La piel se vuelve más fina a medida que pasan los años, y puede que veas más manchas de envejecimiento. Estas manchas son áreas de hiperpigmentación causadas por los rayos UV, otra razón por la que es crítico utilizar protector solar a cualquier edad.

Nuestra piel pierde su elasticidad natural a medida que pasan los años, provocando arrugas y flacidez. Para agravar el problema, con el tiempo también nos enfrentamos a la pérdida de lípidos (ácidos grasos), que son responsables por mantener la piel hidratada, lo que significa que las necesidades de humectación cambiarán con el tiempo.

Tienes que enfrentarlo: las necesidades de nuestra piel van a cambiar con la edad. Lo que funcionaba en tus 20 puede que no sea tan efectivo después de una década o dos. Por un lado, tenemos demasiados productos antienvejecimiento que hace fácil que tomemos la delantera cuando se trata de desarrollar una rutina efectiva para el cuidado de la piel. Sin importar si estás en tus 20, 30, 40, 50, 60, o más, es importante escoger un régimen y productos que sean apropiados para tu edad y tipo de piel. Estos son algunos de mis consejos favoritos para una piel bella a cualquier edad:

Cuidado de la piel en los 20:


Si aún no has comenzado un régimen de belleza, es tiempo de hacerlo. Es importante crear un hábito para desarrollar una rutina para el cuidado de la piel saludable a una edad temprana porque te ayudará a lucir de maravilla por años.
Puede que veas cambios en la piel al finalizar la adolescencia y cuando las hormonas están cambiando. La piel continuará ajustándose a lo largo de tus 20, entonces toma tiempo para descifrar qué tipo de piel tienes y escoger el régimen de belleza apropiado.

Algunos cambios a tu estilo de vida pueden afectar la apariencia de la piel. Comienza utilizando protección solar a diario si aún no lo haces, porque esto te ayudará a que la piel conserve su elasticidad y tonicidad. Y aunque es tentador salir a socializar durante las noches, trata de limitar tus salidas nocturnas para que puedas lucir radiante durante el día.

Cuidado de la piel en los 30:


Ahora es cuando comienzas a darte cuenta de las señales de envejecimiento. Tu piel comienza a perder colágeno y elasticidad y algunas líneas finas hacen su debut en la cara. Puede que necesites cambiar tu régimen de belleza para incluir productos que humecten más la piel.
También, es muy común comenzar a ver las señales de envejecimiento alrededor de los ojos. Esta es la década cuando debes considerar añadir un paso extra a tu régimen de belleza, enfocado en el área de alrededor de los ojos.

¿Quieres un consejo rápido para evitar las líneas de expresión? ¡Utiliza gafas de sol grandes! Mientras más grandes, mejor la protección. Si escoges gafas solares con protección UVA y UVB, podrás obtener una mejor protección facial de los rayos solares. Y, lo mejor de las gafas es que disminuye la posibilidad de forzar la vista. Forzar la vista no es saludable, entonces vestir gafas solares cuando estas al aire libre o manejando y puede retrasar la aparición de arrugas.

Cuidado de la piel en los 40:


Cuando llegas a los 40, el tono de piel irregular es una de las mayores quejas que tienen las mujeres. Esto puede ser el resultado de muchas horas en sol, lo que resulta en manchas por la edad (entonces mantén el protector solar parte de tu rutina). También, puede recordarte cuando estuviste embarazada, lo que provoca en muchas mujeres malasma (también conocido como máscara del embarazo).
Otro cambio hormonal durante esta década y el posible comienzo de la menopausia pueden hacerte que te preguntes dónde se fue tu piel joven. En este momento, es mejor visitar a un dermatólogo para sugerencias y posibles tratamientos para los cambios de la piel que te ayudarán a lucir y sentirte de maravilla.

Muchas mujeres en los cuarenta confían que han descubierto su régimen de cuidado de la piel perfecto, entonces se desilusionan cuando se dan cuenta que puede que tengan que modificar o perfeccionar dicho régimen. Por suerte, los cambios pequeños se acumulan, entonces puede que solamente necesites hacer unas pocas adaptaciones para volver a tener el control de tu piel.

Cuidado de la piel en los 50 y más adelante:


Un elemento crucial para el cuidado de la piel a medida que envejeces es la humectación. Cuando llegas a los 50, la piel está perdiendo elasticidad y puede que comiences a notar flacidez. Aunque no puedes retroceder el reloj, puedes mantener la piel (y tu persona) hidratada.
Compartir:
  • Agregar Comemtarios
    Registrarse