Agregar Noticias...
Como preparar una comida sana
Autor:
0

¿Cocinar sólo para uno? Consejos para preparar una comida sana


Prepara platillos saludables por adelantado.


En este mundo acelerado de horarios ocupados, a veces estamos en situaciones en las que comemos solos. Esto puede ser un reto cuando se trata de cocinar comidas sanas. La mayoría de las recetas están diseñadas para 4-6 personas. Los tallos de brócoli extra o las cabezas de lechuga que no usamos, se desperdician. Seamos realistas: En ocasiones parece ser demasiado complicado cocinar para uno. Pero como dice el viejo dicho, “Hombre prevenido vale por dos”. Si planeas y preparas con anticipación, cocinar para uno puede abrirte todo un mundo nuevo aparte de la pizza congelada y la sopa instantánea de fideos.

Mantén tu despensa y el congelador bien abastecidos.


Todo lo que pueda decir no es suficiente respecto a tener a la mano alimentos sanos y prácticos.Ten en el congelador verduras y fruta congeladas, así como camarones y pechugas de pollo por separado. Si en la despensa tienes fideos integrales, arroz integral de cocción rápida, frijoles en lata, caldo, salsa de tomate, atún y salmón, puedes preparar un platillo delicioso en poco tiempo. También sirve tener abundantes condimentos y especias. Mi platillo favorito “para uno” es una sopa rápida: Agrego fideos de trigo sarraceno, un puñado de espinacas congeladas y camarones congelados al caldo de pollo bajo en sodio que está hirviendo. Una vez que todo se haya calentado y cocido, añado un chorrito de aceite de ajonjolí y una pizca de jengibre y pimienta blanca. ¡Mmmm!

Convierte las sobras en otros platillos.


Quizás te gusten los macarrones con queso, pero si preparas toda una tanda, no querrás cenarlos toda la semana. Por supuesto, puedes guardar porciones individuales en el congelador, lo cual es genial para esas noches cuando no quieras cocinar. También puedes planear que los alimentos que prepares sirvan para platillos diferentes. Si vas a asar pollo, asa un poco más y agrégalo a la pasta de mañana. Si vas a cocinar pescado, prepara suficiente para añadir una parte a tortillas de maíz con salsa y hacer tacos de pescado al día siguiente.

Consume desayuno en la cena.


No hay ninguna regla que diga que para la cena tengas que comer platillos de cena, ni tampoco que en la mañana tomes alimentos de desayuno. Siéntete en entera libertad de comer en la cena una omelet con verduras o de desayunar algo del pollo al curry de anoche.

Busca alimentos de un platillo que te guste.


Puedes consumir una comida equilibrada de un plato principal y dos acompañamientos sin tener que preparar tres cosas para un platillo. Las sopas, los guisos y los platillos a la cacerola son una excelente opción que incluyen proteínas y verduras, todo en un mismo platillo.

Planea tus comidas con anticipación.


Aprovecha al máximo los alimentos perecederos como las verduras. No puedes comprar media cabeza de lechuga, pero puedes cortar las hojas, lavarlas y después envolverlas en una toalla para guardarlas en el refrigerador, donde se mantendrán frescas unos 4 o 5 días. Si no puedes encontrar un manojo de espárragos sólo para una porción, puedes asarlos todos a la parrilla y comer la mitad como acompañamiento en la cena una noche y dejar la otra mitad para la ensalada del día siguiente como plato principal.

Organiza un club de cenas o comparte tu cena.


Si conoces a otras personas que también tengan el problema de “cocinar para uno”, invítalas a cocinar juntos o puedes organizar una cena compartida. Si cada uno lleva un platillo e intercambia las sobras, tendrán más variedad y será mucho más divertido que comer solo.

Adapta las recetas según sea necesario.


Aunque la mayoría de las recetas son para 4-6 personas, generalmente puedes reducirlas a la mitad haciendo algunos ajustes. Existen también muchos recetarios enfocados a la preparación de alimentos para una persona. No obstante, a algunos les parece que si van a darse a la tarea de cocinar, les conviene preparar de más y congelar lo que sobre. Aun así, eso puede ser peligroso: Si tienes antojo de una galleta, la receta probablemente te dejará con suficiente masa para hornear galletas para una reunión familiar.
Compartir:
  • Agregar Comemtarios
    Registrarse