Agregar Noticias...
Consejos para asar a la parrilla en verano
Autor:
0
Las brochetas de pescado son fáciles de asar a la parrilla. Si aún no lo has hecho, ahora es una oportunidad fantástica para encender la parrilla y preparar comidas deliciosas. Asar a la parrilla es fácil y rápido, no hay mucho que lavar después y es una manera divertida de pasar tiempo con la familia y los amigos. Si tu experiencia con la parrilla no te ha llevado más allá del pollo o las hamburguesas, quizás ya es hora de intentar algo nuevo.

No hay duda de que la carne y el pollo saben muy bien a la parrilla. El truco está en mantener la temperatura a nivel moderado. Cuando el calor es demasiado alto, corremos el riesgo de quemar el exterior de la carne y de que el interior quede medio crudo. Para resolver el problema, es posible que estés tentado a dejar la carne a fuego alto durante mucho tiempo para estar seguro de que se ha cocido completamente, pero esto hace que quede dura y reseca.

Hay un par de cosas que podemos hacer para cocinar los alimentos de manera más uniforme. Al acomodar el carbón en el asador, mantenlo hacia un lado. De esta forma, tendrás un lado caliente de la parrilla que puedes usar para empezar la cocción al soasar la carne y sellar el sabor. Después, mueve la carne al lado menos caliente, tápala y sigue cociéndola hasta que esté lista.

Otra técnica que funciona con las piezas de pollo es empezar a cocerlas parcialmente en el microondas. Retírales la piel y después frótalas con un poco de aceite de oliva y tus condimentos preferidos. Mientras el carbón se calienta, pon de 4 a 6 piezas de pollo a la vez en el microondas en la configuración más alta durante 10 a 15 minutos. No queremos cocer el pollo por completo sino calentarlo lo suficiente para que se cuezan los bordes. Después llévalo a la parrilla ya caliente para que termine de cocerse; voltea las piezas frecuentemente. Reducirás el tiempo de cocción a aproximadamente la mitad y el pollo quedará tierno y jugoso.

El pescado es difícil de asar a la parrilla ya que tiende a desmenuzarse. Lo mejor es preparar brochetas con pedazos de pescado firme como el pez espada o el atún, o con camarones enteros pelados. También se puede asar a la parrilla un pescado entero o filetes de pescado sobre un trozo de papel aluminio o en canastillas especiales para asar pescado. El pescado se cuece rápido, por lo que no es necesario ponerlo primero en el microondas.

Mientras que la parrilla está caliente, ¿por qué no aprovechar el calor para preparar también los acompañamientos? Puedes asar casi cualquier verdura, pero las rebanadas gruesas de berenjena, de calabaza de verano y de cebolla resultan especialmente buenas, al igual que las rebanadas de pimiento y los espárragos. Las papas en rebanadas gruesas se asan muy bien a la parrilla y son fantásticas como guarnición o para una ensalada con papas asadas. Barniza las verduras y las papas con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta o con un poco de vinagreta para ensalada; colócalas en el lado menos caliente de la parrilla y dales vuelta frecuentemente hasta que estén tiernas.

En la parrilla puedes asar hasta el postre. A la piña, las manzanas, los duraznos, las nectarinas y los plátanos les sienta bien pasar un rato por las brasas y son fáciles de preparar. Para preparar las frutas, quítale el corazón a la piña y pártela en rebanadas, corta las manzanas, los duraznos y las nectarinas por la mitad, retírales el corazón o las semillas y déjales la cáscara. Asa las rebanadas o las frutas cortadas (con la cáscara arriba) hasta que los azúcares comiencen a caramelizarse y la fruta esté blanda. La fruta a la parrilla es en sí deliciosa, pero puedes aderezarla también con un poco de jugo cítrico o una pizca de canela.
Compartir:
  • Agregar Comemtarios
    Registrarse